El partido disputado en el estadio Nacional de Tegucigalpa  era tan importante para el delantero, que no dudó en realizar esfuerzos para que sus padres, que viven en Siguatepeque —114 kilómetros a Tegucigalpa— y su esposa e hijas, que residen en Cobán,  se reunieran en el recinto de la capital catracha, para apoyar de cerca a Tinogol.

Desde su primer llamado a la Bicolor, para la serie de septiembre último contra Antigua y Barbuda, en las clasificatorias a la Copa del Mundo de Rusia 2018, el jugador se llenó de ilusión por marcar un gol, pero nunca se imaginó que aquel momento sublime sería contra su propio país.

“Por allí hubiese querido celebrar de otra manera; por respeto no lo hice, se lo dediqué a mi familia que viajó a la capital”, comentó el delantero, luego del entreno que el grupo de jugadores realizaron en el Proyecto Goal.
Gerson Betuel, que el próximo 2 de noviembre cumpliría 27 años; apenas jugó su tercer partido con Guatemala —213 minutos—.

Su debut  fue en la derrota por 1-0 ante los caribeños, en condición de visita el pasado 4 de septiembre; en ese duelo jugó 80 minutos, y  fue sustituido por Mario Castellanos.

Cuatro días después Guatemala triunfo 2-0 con los antigüeños —8 de septiembre—, cuando jugó 73 minutos y fue reemplazado por Minor López Campollo. Contra Honduras disputó los 60 minutos.

Tinoco se ha caracterizado por su juego de sacrificio, y junto a Carlos el Pescado Ruiz han sido una delantera de peso. Le ha faltado contundencia, lo demostró en la serie contra Antigua y Barbuda, donde contó con ocasiones de gol. Una situación que lo tiene claro y que trabaja para mejorar.

0 comments:

Post a Comment

 
Top